La arquitectura de Bogotá

La arquitectura de Bogotá es una interesante mezcla del periodo  colonial, republicano, moderno  y contemporánea.

Colonial

La ciudad se  funda siguiendo el modelo español, con un trazado ortogonal, construida a espaldas de los Cerros Orientales. Se desarrolla sobre una plaza central (hoy Plaza de Bolivar), donde se localizan los principales poderes públicos y alrededor de ésta se desarrolla el uso de vivienda y actividades comerciales, especialmente sobre la Calle Real, hoy en día Carrera 7.

En la actualidad, algunas de las edificaciones que se encuentran en la Candelaria, responden a este periodo, con una arquitectura sobria, con pocos elementos ornamentales, teja de barro y alturas entre uno y dos pisos, desarrolladas sobre varios patios que podían ser centrales o laterales.  Para acceder a ellos se hacía a través de un zaguán que conecta directamente con el primer patio, sobre el que se encontraban las actividades sociales, en el segundo, las  habitaciones y algunos servicios, aunque se concentraban principalmente en el tercer patio, que servía también como huerta.

Dentro de los edificios más importantes de este periodo se encuentran la Iglesia de San Agustín y San Francisco, el Colegio Mayor de San Bartolomé y la Casa de la Moneda, por mencionar sólo algunos, que resaltan por un lenguaje simple se constituyen en huellas de la colonia en Bogotá.

Arquitectura republicana

A mediados del siglo XIX  la arquitectura de Bogotá cambió  fundamentalmente a partir de  la independencia de España, bajo la dirección de Simón Bolívar. En 1819 la ciudad era un pequeño y compacto poblado  con unos 30.000 habitantes. En este periodo fue poco lo que se extendió la ciudad, sin embargo, lo que si sucedió fue que se densificó a partir de la subdivisión de solares o de edificaciones ya construidas, aumentando rápidamente su población. 

Es así como algunas casas republicanas fueron demolidas y otras, fueron modificadas, añadiendo elementos decorativos en yeso o forja, además de detalles en las fachadas que facilitaron el cambio en la imagen urbana. En este mismo periodo también se construyeron edificaciones, principalmente dedicadas a sedes gubernamentales, así como nuevos espacios asociados al proceso de higienización, como plazas de mercado y pasajes comerciales.

Esto significó una ruptura con la arquitectura española, buscando en este periodo el desarrollo de nuevos lenguajes influenciados por  arquitectos  llegados de Inglaterra y Francia, entre otros, quienes impusieron nuevas formas en la arquitectura y la estética urbana.

Para finales del siglo XIX, además de las transformaciones en la arquitectura, aparecen en la ciudad, los primeros parques, constituidos como tal, el Parque Centenario, como homenaje al natalicio de Simón Bolivar y empezando el siglo XX, el Parque de la Independencia, para conmemorar el centenario de la independencia de España, ambos desarrollados en el borde norte de la ciudad, en el sector de San Diego. En este mismo periodo se construyeron varias alamedas arborizadas, como espacios para el descanso y las caminatas urbanas.

Arquitectura moderna

En las tres primeras décadas del siglo pasado (1900-1930), se vivió un periodo de transición en  la arquitectura de la ciudad. En  algunos barrios se seguían construyendo viviendas de uno y dos pisos con elementos decorativos en yesería y  cubiertas en tejas de barro. Sin embargo, también empiezan a aparecer influencias del movimiento moderno que se vivía en Estados Unidos y Europa, desarrollándose algunas edificaciones que superan los dos pisos, con detalles de estilos art Nouveau y art Deco.

Para esta misma época, a nivel urbano se dan los primeros ensanches, que permiten la aparición de nuevos barrios al norte, principalmente, como  La Merced, así como otras edificaciones, fuera del límite colonial, como la Estación de la Sabana, el Pasaje Hernández, la Iglesia del Voto Nacional, entre otras.  Uno de los grandes aportes urbanos en este periodo fue realizado por el  arquitecto y urbanista  austríaco Karl Brunner quien estuvo en  Bogotá entre 1934 y 1939.  El  desarrolló el Plan Bogotá Futuro, utilizado  para las nuevas  extensiones fuera de la ciudad compacta colonial y republicano, que incorporaban zonas verdes libres, nuevas vías y  barrios con el modelo de la ciudad jardín, que significó una brecha con la tradición colonial y republicana, dando  espacio a nuevos experimentos urbanos , tanto en la planeación como también  en la arquitectura.

Importante en este contexto es la Universidad Nacional de Colombia (Ciudad Universitaria) y Centro Nariño, como modelo del modernismo que imperaba a nivel mundial, con edificaciones de plataforma y torre, amplias áreas verdes y lenguajes y geometrías simples, mientras que  a nivel urbano resaltan la construcción de la Avenida de las Américas, el Park Way, la Carrera 10 y la Calle 26, que generan un nuevo límite urbano y los lineamientos para el desarrollo de la ciudad moderna.

Contemporáneo

En las últimas décadas del siglo XX se consolida y masifica el uso del ladrillo a la vista, siendo utilizado en todo tipo de edificaciones, tanto de carácter residencial, como también en edificios institucionales y comerciales. De este periodo resaltan las Residencias El Parque y la Biblioteca Virgilio Barco, ambas diseñadas por el arquitecto Rogelio Salmona, así como en los años recientes otras edificaciones como el Centro de Memoria y el sector de Ciudad Salitre, como nuevo referente a nivel urbano y arquitectónico.

Así mismo, con la llegada del sistema de transporte masivo, alrededor de las Estaciones de Transmilenio, han empezado a surgir nuevos desarrollos, principalmente sobre el eje de la Calle 26, con grandes alturas y nuevos materiales, que se integran con la ciudad ya construida.

Oops...
Slider with alias borquiesp not found.
Recorridos Arquitectura
Recorridos Arquitectura
Recorridos de Cultura Bogotá
Recorridos de Cultura Bogotá
Recorridos en Bogotá
Recorridos en Bogotá
Recorridos en la Sabana de Bogotá.
Recorridos en la Sabana de Bogotá.

This page is also available in: Inglés Holandés