Visita el Museo del Oro

El Museo del Oro se encuentra a las afueras del centro histórico de Bogotá es un lugar que no debe faltar al recorrer la ciudad. El oro para muchas civilizaciones es un metal precioso y se utiliza de diferentes maneras. Las sociedades prehispánicas de Colombia tenían obras altamente sofisticadas de orfebria  que se ofrecían a los dioses. Cuando los conquistadores españoles llegaron el oro era necesario para sostener el imperio. No mucha gente lo sabe pero El Dorado fue un mito con sus orígenes en Colombia, más exactamente se dice que sus orígenes estén en el Lago de Guatavita no lejos de Bogotá. El lago fue tratado de ser drenado los primeros días de la conquista española para alcanzar el oro que se pensaba estuviera en el fondo del lago.  Sin embargo, este mito está vivo y mucha gente piensa que podría estar tesoros pre hispánicos en el fondo de este.

El valor del oro ha hecho que muchos objetos prehispánicos de este metal y de plata se perdieran en lo largo del tiempo, de esta manera también perdiendo parte de la cultura prehispánica. Mientras que muchos objetos de cerámica y piedra fueron enviados fuera del país a finales del siglo XIX y principios del siglo XX por coleccionistas e investigadores

Desde 1920 está prohibida la exportación arqueológica en el país. Pero cuando los agricultores han encontrado objetos prehispánicos se ha demostrado difícil proteger piezas excepcionales del periodo prehispánico. Desde la década de los 40 del Siglo XX se han añadido objetos prehispánicos de cerámica y de piedra a la colección del Museo que cuenta con la mayor colección de objetos prehispánicos del mundo. Se localizan en un edificio modernista de 1968 diseñado por los arquitectos colombianos Esguerra, Saénz, Suárez, Samper y Cia para el Banco de la República.