Desdo lo Alto en Bogotá

Al llegar a Bogotá uno de los principales referentes está en los cerros orientales, ese gran muro verde que recorre la ciudad de sur a norte,  dando un telón de fondo a esta urbe con cas 8 milliones de habitantes.

Dos de sus hitos más representativos ubicados allí son Monserrate y Guadalupe. El primero a una altura aproximada de 3.100 m.s.n.m., tiene una vista privilegiada sobre la ciudad que es disfrutada por propios y extraños que a diario lo visitan, ya sea a través del teleférico o el funicular. Además de ser un sitio de peregrinación, es también uno de los grandes miradores de Bogotá, donde se puede ver su extensión y muchos de sus edificios emblemáticos.

Fue fundado en el siglo XVII como un sitio de peregrinación, con la construcción de una pequeña ermita que fue demolida a principios del siglo XX para ser reemplazada por la actual, diseñada por el arquitecto Arturo Jaramillo Concha. A los pocos años se adecuó el camino y se construyó el funicular, facilitando con esto el acceso a esta imponente montaña.

Allí se localiza una imagen de la Virgen de Monserrat (la patrona de Cataluña) que pasa desapercibida por la presencia de una imagen del Señor Caído, principal elemento de peregrinación hoy en día. Sin embargo, Monserrate no es sólo un sitio de carácter religioso, sino también turístico, donde se puede llegar a deleitar el agua de panela con queso, las arepas, el caldo con costilla, entre otros, que se consiguen en varios de los restaurantes dispuestos en la parte posterior del cerro.

Por otra parte está Guadalupe, a 3.300 m.sn.m.,  otro elemento  que hace parte de los cerros orientales y es emblemático en la ciudad, al sur de Monserrate. Allí es posible llegar en automóvil a través de la Avenida Circunvalar tomando la vía hacia Choachí, en un recorrido serpenteante por los cerros orientales.

En este lugar se construyó una primera ermita en 1656, que fue destruida por varios terremotos que azotaron a Bogotá durante el siglo XVIII y XIX. En los años 40´s del siglo pasado, se reconstruyó nuevamente y se instaló allí una estatua  de la Virgen Inmaculada realizada por el artista Gustavo Arcila Uribe, con una altura de cerca de 15 mt.

El día de mayor peregrinación a los dos cerros, es el domingo. Para el caso de Monserrate, es necesario llegar a la Estación del Funicular, donde se toma éste o el teleférico, para poder subir, y en algunas temporadas, es posible hacer este recorrido a pie, a través de un camino empedrado y señalizado dispuesto para esto.

Por su parte, Guadalupe es posible ser visitado en carro o usando el transporte público de buses que salen desde el centro de la ciudad, en la Carrera 10 con Calle 6 (único día de este servicio). Es de señalar que ambos lugares tienen su propio encanto y una vista excepcional de la ciudad, que merecen ser visitados.  A más de 3000 msnm, la panorámica de Bogotá muestra su diversidad, crecimiento y transformaciones  que en su territorio se han dado.